martes, 30 de diciembre de 2008

él deseó.

Le ardía la lengua, la garganta, las ganas.

Le quemaba la entraña, las manos, las ganas.

Vomitaba hacía tres días, pedazos de telas estampadas con flores, que nunca había comido. Retazos de ropa que ella ya se había llevado.

Se arrima a la calle, intenta prender el cigarro, la cruza.

La miró de arriba abajo, no le entraba en el lente toda su figura. A medida que se fue alejando pudo disfrutarla de cuerpo entero, disfrutarla yéndose.

Entró rápido, otra vez el ardor, las náuseas. Pedazos de espejo, eran ahora. Juntó cada pedazo, los unió.

Ahí estaba ella, su reflejo, armada, desnuda, llamándolo, como el quería.

domingo, 28 de diciembre de 2008

Gratitud.

Gracias aroma
azul,
fogata
encelo.
Gracias pelo
caballo
mandarino.
Gracias pudor
turquesa
embrujo
vela,
llamarada
quietud
azar
delirio.
Gracias a los racimos
a la tarde,
a la sed
al fervor
a las arrugas,
al silencio
a los senos
a la noche,
a la danza
a la lumbre
a la espesura.
Muchas gracias al humo
a los microbios,
al despertar
al cuerno
a la belleza,
a la esponja
a la duda
a la semilla
a la sangre
a los toros
a la siesta.
Gracias por la ebriedad,
por la vagancia,
por el aire
la piel
las alamedas,
por el absurdo de hoy
y de mañana,
desazón
avidez
calma
alegría,
nostalgia
desamor
ceniza
llanto.
Gracias a lo que nace,
a lo que muere,
a las uñas
las alas
las hormigas,
los reflejos
el viento
la rompiente,
el olvido
los granos
la locura.
Muchas gracias gusano.
Gracias huevo.
Gracias fango,
sonido.
Gracias piedra.
Muchas gracias por todo.
Muchas gracias.
Oliverio Girondo,
agradecido.

* Oliverio, Girondo. "Persuación de los días". 1942

martes, 23 de diciembre de 2008

Veremos.

Dejo mis anteojos, para ver más.
Ver que se puede ver sin ellos.
Ver como me veo.
Intentaré no sorprenderme frente a los espejos
y reconocer mi rostro en su ausencia.
Veo mas brilloso ahora,
con una nitidez que no había logrado nunca
Ahí estarán, ellos, esperando que la fiaca,
fiel compañera, los haga protagonistas otra vez.
De mientras,
miro las luces de Rivadavia
como por primera vez.
China, mas china que nunca.

Lo otro

Me duele el costado derecho de mi panza y ya no sé como decírtelo. No, que me duele el costado derecho de mi panza, sino lo otro. Sí, lo otro, otra vez. Lo otro, sería, mera imaginación mía, me dirías y yo escucharía tus palabras y me comería tu mirada. Esa mirada. La sentía en la nuca. Cuando llegaba, 13.45, pocas palabras, siempre mirabas. Y entre tanta mentira dando vuelta en ese cuadrado azul, te fuiste, me fui. Pasó, de más, el tiempo. Sí, que pasó. Y lo primero que pensé, en cuanto pude, fue en buscarte y te encontré. Fuimos a donde siempre y nos despedimos como siempre. Una vez cenamos. Yo tocando el timbre de tu casa, casi me escapo. Pensaba, qué hago acá?! Y abriste la puerta y pasé. Después me besaste, tan sin palabras como siempre, con esos ojos grandes mirándome.
Y ya no me acuerdo cuantas veces mas nos vimos, no fueron demasiadas, tampoco.
Tan poco.

jueves, 18 de diciembre de 2008

M

Me estoy yendo

De ese lugar que me gasto las sandalias, me agrando el alma y me achico la vista

No es esta una despedida cualquiera, me despido de muchos y me duele bastante

Los amigos, los que quedan y los se fueron antes que yo

Mi amor, que me hizo dar cuenta de mi.

Las insufribles rutinas de cartas y memos

Las eternas reuniones.

Los oídos de Eugenia que no quieren escuchar

Los mates hirviendo con el agua en la que Ramón se lavaba las patas

La camiseta de boca de Luis.

Los ojos y la sonrisa de lumi

La heladera que se le salía la puerta

El microondas inaccesible

La locura de Silvia

El no constante de Julio

Las carteleras que siempre estaban sucias

El piso que fue encerado

El patio que terminó en oficina

Nunca pudimos revertirlo

Nunca nos escucharon

Los dos dientes del chelo

Los dedos pegados de Graciela

Los remedios para Govi

El chusmerio insoportable de Analia

La alcahuetería constante de Beatriz

Los pleitos maritales con Leonardo

El sueño de diego

El potus de Marisa

La ansiedad de Mariquena

La eterna modorra que nos comía después de almorzar

Y el deseo de que un día pudiéramos, al fin, dormir la siesta

Mientras tanto, hablabamos de sexo,

nos incomodábamos,

nos imaginábamos

El patio, el calor y el frio

Siento que empecé chiquita y me voy grande

Siento que va a ser difícil

No verte todos lo dias

No escucharte

No saber

Me despido

Y quizás no nos veamos nunca más

Y quizás deje de ser pequeña.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

pielconpiel

Planta baja,
puerta que se ve para ambos lados,
timbre,
espera
caramelos
el abrazo que une
el beso sin besar
la incontinencia del deseo
las caras
las muecas
la piel
Esa ventana no tiene paisaje
Y ese ambiente tiene demasiados lugares
Rebotan los cuerpos en paredes y escaleras
Asi empiezan y quien sabe como terminan
Nunca terminan
Por que siempre están volviendo a empezar

sábado, 13 de diciembre de 2008

Concepción se muda de sueño.

La áspera espera.

El tiempo medido con arena

Cemento en los pies.

Inmóvil,

Teje nuevas enredaderas

Verdes, bien verdes.

Esperanza en la panza

que espera

se endurece

se contrae.

Nace.

Y cuando vuela el tiempo

Ahí, en el aire, estas.

No te acordás como lo hacíamos?

Pone toda su historia en cajas de cartón

Quiere empezar a dibujar de nuevo

No te acordás como lo hacíamos?

Espeso recuerdo sobre la cabeza

Que no puede olvidar

Y el trazo se le hace difícil

Y la imagen se pone borrosa de lágrimas.

Trata

Espera

Intenta de nuevo.

Dibujar un nuevo sueño.

jueves, 11 de diciembre de 2008

gudbai



Casi me estoy yendo.
Venís y decis que me vas a extrañar
Dejame.
Tengo la mochila hecha.
Solo necesito que me desees suerte y que nada de las que soy se te olvide.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Roberto


- Tengo la uñas cada vez mas filosas

- y que pensás? será un signo?!

- sí, soledad eterna me dijo Roberto

- no, tarada, adaptación al medio...

(...)


*Mía foto (color de lampara)

martes, 9 de diciembre de 2008

Shh

Silencio de puerta cerrada
de sala de espera
silencio de miedo
de terror
de inocencia

Silencio por la dudas
silencio por las ventanas
en el teléfono
cartas en blanco

Silencio en la boca
silencio en las manos
en las imágenes sueltas que se repiten
silencio en los recuerdos con imágenes preciosas

silencio en los dibujos
en los rostros silenciados
en las voces

Silencio para lo que ha sido
silencio para lo que puede ser

Y la voz, anudada, enquistada en la garganta
intenta romper en sol

Abre la puerta,
rompe la espera,
enfrenta el terror con la inocencia,
con la que le queda.

Escupe,
relata las imágenes, los recuerdos,
les pones palabras y sonidos

y duda, duda en relatar lo que ha sido
y en lo que puede ser, se detiene,

inmóvil

no es tan simple.

viernes, 5 de diciembre de 2008

Incinerador

El cuarto oscuro
y ese olor

Abro la puerta de la plaqueta metálica
me deslizo en el túnel de chapa
ya quema

Con los ojos
veo como se me prende el cuerpo

Prendida fuego
incinerada
mis cenizas

Comés.

martes, 2 de diciembre de 2008

domingo, 30 de noviembre de 2008

Bailarina



Hoy tu cuerpo habla.
¡cuánto hiciste para que así sea!
desde los silencios más espesos
los fantasmas imaginarios,
los monstruos de verdad.
Con pena y con gloria hoy estas moviendote
el cuerpo silenciado se vuelve baile
palabra
expresión
y estas ahí, lo tocas con las manos.

Mirarás al frente, como siempre,
y ahí estaré, como siempre.


jueves, 27 de noviembre de 2008

Rabia

Con la tierra en las zapatillas
con la bronca en la garganta
con el desgano pegado en la piel

a caso da gusto?
a caso disfrutan?

Repaso por toda la tierra
recuerdo cada una de mis broncas
y me sorprende el desgano

No es justo para mi

No es justo para ellos

Hasta acá llegó mi amor.

lunes, 24 de noviembre de 2008

Sueño

Hoy el día será muy largo.
Los parpados no se si aguantarán tal peso.
Quizás en tres de los siete viajes que me esperan podamos descansar.
El tren va muy rápido y pese a que hace varios años que hago el mismo camino, no me acostumbro a despertar corriendo antes que se cierre la puerta.
Y al final no puedo disfrutar.
Dormir para despertar a los tumbos.
Soñar para despertar a los golpes.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Todo ahí.



Risa, sonrisa.
Placer por reír.
Reír por placer.
Todo, ahí, desparramado.
Mezclado con los recuerdos,
armando nuevos.

Y no es normal,
no lo es.

Y sin embargo sucede.





* pedacito de... Serpientes de Agua. Gustav Klimt.

jueves, 20 de noviembre de 2008

Niña

- Basta, estoy harta de que se enamore cada dos minutos
- pero...
- Sí, pero nada, no puede, usted, ir por la vida enamorándose de todos
- pero...
- y qué hace? y que hace cuando encuentra eco??!!
- ...
- ah!! vió? Nada, huye, huye despavorida!!

Permanecieron unos segundos en silencio, respiró profundo, masticó la idea, la verdad.

- Sí, es verdad. No puedo despegar de enamorarme, pero por qué negarme tamaño placer. Todavía no he encontrado alegría similar. Debería hacerlo?
- Pero claro que debería!!
- ahí no estamos de acuerdo, tengo bien decidido no negarme a estas cosas.
- ah, claro, así no va a crecer mas, sépalo...
- si crecer es regalar el placer, el placer de sentir amor, y estoy hablando de amor, entiendame, pues no creceré y seré esta que soy todos los dos minutos que me alcancen.

Se miraron en silencio, con respeto, como cuando no se comparte la idea pero se la acepta y rieron una vez más.

martes, 18 de noviembre de 2008

Mía magia


*Ramona y la Adivina. A. Berni

Me hace enojar, justo usted. Sí, usted.

Justo yo que no soy de enojarme. Que nunca antes me había enojado. Me desespera, me dan ganas de gritarle, de decirle: reaccione señor, no ve que duele!!

La eterna quietud, la espera constante de que todo lo resuelva con mi magia, acaso no ha caído en la cuenta de que perdí los poderes, que los perdí por que quise, ya lo sé. Por que ya no los soportaba.

Se me hizo difícil dejar de ser maga.

Y ahora usted, me enoja con sus reclamos silenciosos, con su performance de tipo bueno.

Sépalo, la barita esta guardada para mi solita, ahora la disfruto mas.

Sus problemas, sus cansancios, sus historias son suyos. Tómelos como más le plazca

Aquí ya no cabe ni un alfiler.

Yo con mi magia, a otra parte.

Taraan!

sábado, 15 de noviembre de 2008

los dias por llegar...

Se vienen días de extrema sensibilidad.

Ya compre mil pañuelos para emprender esta despedida, no creo que me alcancen por que ya estoy llorando. Con el miedo y los mocos colgando de mi nariz voy a atravesar el intento de decir lo que pienso, siento y quiero.

Voy a vaciar los cajones sucios de papeles y me voy a llenar la mochila de todo eso que disfrute tanto.

Voy a armar el legajo de mis compañeros así me llevo el archivo completo.

Voy a priorizar los recuerdos así me llevo los mas intensos.

Me voy inscribir a un curso de soldadura eléctrica para soldarme a cada uno de ellos y quedarme un poco.

Voy a descentralizar mi cariño para que llegue.

No voy a planificar mi despedida para ver que sale.

jueves, 13 de noviembre de 2008

lástima

quizás era solo eso
llenarse los ojos
vaciar los mios.

Nada.

Espacioso fue el silencio que encontramos, que supimos construir. Entre miles de palabras que marcaron nuestras manos el espacio vacío, hoy, es nuestro. Aún digo nuestro, y no me extraña por que te extraño y tampoco me extraña hacerlo. Lo que sorprende es esto, esta nada, esta agua danzarina que nos deja nadando en silencios eternos. Los dos sabemos tanto del otro y los dos sabemos que ya no tenemos que saber mas nada. Y cuando nos dignamos a preguntarnos si estamos caemos en la cuenta que siempre uno de los dos esta del otro lado de la medianera y por ahí compartimos un mate o cantamos la misma canción.
Ardua tarea la de asimilar la nada, naturalizarla.
La nada se instaló, se nos pegó en la piel.
No hay forma ya.

lunes, 10 de noviembre de 2008

Di sí mula, Di no mula.

Cómo hacer.

Para disimular

Para volver al ritmo

Para entonar otra vez con el gris.

Si se me nota

Si voy a destiempo

Si estoy de colores.

Así me quedo

Con la cosquilla entre mis piernas

Con la caricia que descubre

Con las pocas palabras

Con las muchas miradas

No lo sé.

viernes, 7 de noviembre de 2008

Patas de rana.


Fui pez.

Despertarse del sueño, ese que todos soñamos, es casi una injusticia.

Injusta trampa, el despertar.


martes, 4 de noviembre de 2008

La orejas.

Ella se sacó suavemente las orejas, fue a la cocina, las puso en un taper.
- unos días en el freezer, pensó.
Ideó la fantasía de que nada había escuchado.

Volvió a la cama, ahí estaba él, mirándola.
Se apretaron con los brazos,
con las piernas,
con la boca.
Eso le dio más miedo, ya no escuchaba nada.
- la piel no escucha, pensó.

viernes, 31 de octubre de 2008

justito ahi

Necesitaba exclusivamente xilofones,
eternamente transportarse
especialmente al sol
Necesitaba encontrarlo
ahí, justo a su lado.
Dar vuelta su cara y que este ahí
Enredado en sus piernas
besarle el hombro
escuchar el viento.

martes, 28 de octubre de 2008

Canto

Tenia la mano lastimada de los nervios, así la vi por primera vez, nerviosa. Como segura, me mentía sin piedad y sin límite, contándome una historia que yo no sabia. Cuando dejó de hablar le acaricié su mano manchada, la miré los ojos pardos y le pedí que me cantara. Era lo único que sabia hacer, cantar.
Y yo la quería solo para eso.
Quizás, de esto último me di cuenta con los años, descubriendo una a una sus mentiras.
Así son las mentirosas, construyen personajes preciosos.
Y yo la disfruté mientras no la descubría, era mi heroína.
Y yo la descubrí.
Te acordás, cuando me encontraste llorando en el lugar de descanso?
La había descubierto y ella insistía que eran solo fantasías.
Fantasía la de ella, de creer que nunca romperíamos el silencio.
Fantasía la mía de creer en heroínas.
Los años dejaron su voz en el olvido. Intento traerla, compararla con otras voces pero no la encuentro.
Cantaba hermoso, es todo lo que recuerdo.

Saber.

Triturada
Entristecida
Ofuscada
Fea
La caminata en círculo me ha cansado
Después de la sobredosis el inevitable descender
Que ya no te espero,
ni te entiendo
ni te abrazo,
ya lo sé.

domingo, 26 de octubre de 2008

Nonina.

Dicen que la circulación se complica,
en la ciudades y en los cuerpos
No se si se quiere ir
o se quiere quedar un rato mas
No me animo a preguntarle
Cachetazo de mano cerrada
injustas complicaciones
Esos pies que no quieren caminar mas
esos suspiros quejosos
El mate, la vitina, tus manos torcidas
Quedate.

miércoles, 22 de octubre de 2008

Ordeno

Clarividencia,
evidencia lo que hay, lo que hubo, lo que habrá
Camino hacia esas zonas tan enredadas
mis recuerdos,

mis olvidos,
y hay momentos en que no quiero recordar
y quisiera vivir olvidando.

Sin embargo me hace falta.
Tengo que ordenar este encierro.

martes, 21 de octubre de 2008



Pausadas se ven, ahora, las unicas luces del amor.

Sin prisa, ya se verán mejor.

sábado, 18 de octubre de 2008

julia pregunta...

Voy hacer el intento de contestarte, hija.
El amor es fuerza, cuando nos abrazamos y mordemos bien los dientes, viste?
Cuando no nos alcanzan los brazos para apretarnos. Cuando me quedo mirándote y vos me preguntas: que pasa mamá?
El amor es cuando torces la cara y decís: se quieren!!
Cuando pasamos por el cantero del pan y queso, te subís y te sostengo la mano
El amor es que no te importe la mirada de lo otros por que es lo que sentís y no te sale otra cosa, es bailar en la calle, marearnos a la salida del jardín, es cantar bien fuerte a pesar de nuestros vecinos.
El amor es una construcción, sentida, de todos los minutos del dia. Algo que preparas como la comida en ollas imaginarias y nos los comemos todo por que sinceramente esta riquisimo.
El amor es enojarse también, es pelea, es lucha. Es pedir permiso, es respetarse.
El amor es complicado por que hay veces que va y viene y no se detiene. Por que hay veces que cuesta ponerse de acuerdo para poder hacer fuerza, construir, hacer la comidita, respetarse. Pero ante todo es hermoso, por que nos tatúa en la piel una sensación preciosa, indescriptible e inigualable.
Quisiera poder tener bien claro el concepto del amor, pero creo que no es necesario conceptualizarlo tanto.
Vos ya me contarás, desde tus ojos, de que se trata.
Así te amo.

viernes, 17 de octubre de 2008

Diecisiete


Apocalipsis de abajo
Un maremoto de amor
Fiesta en la calle
Un orgasmo que nunca se acabe
Día de resurrección.

Y será, y será un fuego, un pantallazo
Un rayo luz, conmovedor, una tormenta
Una música infinita.


DLG Fito Paez

miércoles, 15 de octubre de 2008

Claridad



Tengo ganas de encontrarte,

al fin y al principio de todo esto.
Simple y sencillo.
Claro y nítido...
esclarecido, después de setenta y cuatro volteretas.








* Ramona bailarina. Antonio Berni

principito

Tengo ganas
Arrimada a la medianera espío como regás los pensamientos
Y me pego a la pared
con el deseo a cuestas de que sientas que no me fui
quisiera ser parte de ella,
la áspera sensación del no me olvides
los ladrillos armando muros,
tengo ganas,
me tienta saltar.
No voy a callar.

domingo, 12 de octubre de 2008

Como todo.

Recordó esos dientes mordiendo su brazo, nunca supo como explicar la marca.
Deberías haberla visto, inventando tropiezos, disimulando por moretones esos dientes marcados perfectamente.

Ella y la marca lucían hermosas, luminosas cada vez. Nunca la escondía, era tu imagen en ella. Caminaban juntas, esbeltas, alegres.
Con los días, la marca de los dientes, se fue yendo, como todo.
Debajo de su piel siguen ahí, la comen por dentro.

Deberías haberla visto.

viernes, 10 de octubre de 2008

lo demás

Meteré el pie,

no me tiraré de cabeza,

no lo se hacer,

Sentiré el agua tibia,

Veré muy poco

Pensaré un poco de mas, como siempre

Hoy empiezo natación

Lo de más no empieza nunca,

lo de mas no importa nada.

jueves, 9 de octubre de 2008

Fin

Corriendo, bien para el otro lado,
con la plena conciencia de que huyo de vos
estoy vomitando tus restos
estoy sudando tu olor
y ya no es hora de que sepas donde estan mis pasos
Compré una puerta con tres llaves
y pienso cerrartela en la cara,
agarrando esos mismos dedos con los que me tocabas.

lunes, 6 de octubre de 2008

acá

soplás la nube?, sí, esta.
Acá sobre mi cabeza.

Minutos más minutos menos, se despeja.
soplá...

sábado, 4 de octubre de 2008

piedra

Trago el polvo, arenoso, rojizo. Te encuentro ahí, donde siempre. Embarullado, entristecido, maltrecho. Intento acercarme, es imposible. Solo nos tomamos de las manos, las apretamos fuerte, es lo único que nos queda. Estar siempre donde sepamos encontrarnos. Y sabes que escucho cada palabra y sabes que no se puede decir nada. Estamos donde elegimos estar y se hace pesado pensar en lo que podría haber sido.
El polvo se transformó en piedra en mi estomago y me duele.

miércoles, 1 de octubre de 2008

sin


Nunca más fui la misma después.

Nunca más use el negro para mis medias

Nunca más tatué mi cuerpo con sal

Nunca más tome gancia con limón

Nunca más fui la misma

después de todo

despues de ti.

ai mis iu

Así nos buscamos,
en esa nube,
mezcla de budín y humo.
Casi no comprendíamos por que estábamos ahí,
disfrutabamos de encontrarnos.
Nunca comprendimos.

No se trataba de eso.
Veníamos de comprender demasiado.

sábado, 27 de septiembre de 2008

Esas que soy

Las dos soy yo.
Esa y la otra, estan aqui.
Siempre es mas facil externarlas, darles hospedaje en los otros.
Como vamos a convivir las tres juntas?
Cómo vamos a resolver los pleitos por venir?
Cómo vamos a festejar los cumpleaños?
Las imagenes, las fantasias, las palabras... cuales prevaleceran?
Las tres acá,
gracias a cada una,
gracias a todas.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Antibiotico

se me pasaron las horas recorriéndote
se me pasó la tristeza
se me pasó el hambre

se queda conmigo la gula, compañera de silencios
y ahora desenfrenadas, vuelven a rodar,
esas horas,
tenaces horas.

sábado, 20 de septiembre de 2008

El bulto

Salieron del bar, mareados, totalmente mareados.

-Taxi o tren?

-Tren.

Ventanilla rota hacía correr el viento rápido por sus rostros y el mareo se pasaba de a ratos. Cinco estaciones, la escalera, el túnel, la avenida, todo en zigzag. El intentaba pescar su brazo y el cuerpo de ella se le escabullía entero. Ella no se daba cuenta de nada y el seguía intentando. Cuando llegaron a la casa y abrieron la puerta con dificultades ella enseguida se quitó el abrigo, puso música y se quedo en silencio. El hablaba, mucho, de muchas cosas a la vez y volvía una y otra vez a los temas inconclusos. Nunca hablaban de ellos y eso ya empezaba a estorbarles. Se convertía, con el tiempo, en bulto que pateaban a los costados de la habitación que los reuniera. No sabían bien que hacer con el, no sabían bien que hacer con ellos. El se sentó en la silla de siempre y ella volvió del baño esplendida. La musiquita la acompañaba, se recogió la pollera y se sentó en las piernas de él. Lo besó, la besó, se besaron. Hicieron de eso lo mejor que sabían.

El bulto, pisoteado, en el rincón izquierdo se rió de ellos.

viernes, 19 de septiembre de 2008

voltereta


Morder, hasta marcar, intenso y morado

Lamer hasta que no quede nada

Vestidos, desvestidos, vueltos a vestir

En un sin fin de roces, de susurros.

Sin gritos y con gritos

Jugar a que no hay nada más

Sabiendo siempre que hay demasiado.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Sin piel

Tanto palabrerío.
Parecía que ahora no había nada mas por decir, pero si eso era así, dejaban de existir. Su ser era eso... solo palabras.
Tratando de imitar al viento, reconoció su oído en el horizonte y le susurró: es hora de que me toques la piel.

lunes, 15 de septiembre de 2008

Amplificador.

No hay forma alguna de encontrar lo que a él le simplifique los pensamientos. Horas se pasa escuchándola y todo queda grabado a fuego. Después vienen esos mismos pensamientos que se tejen uno con otro, se enlazan y empiezan a armar historietas con la misma protagonista, siempre.
El no podía despegar.
La bufanda de pensamientos sobre su cuello calentaba la yugular y hacia hervir la sangre, por que ese tejido abría la puerta a otras sensaciones y estas, a su vez, cocinaban nuevos pensamientos.
El no podía parar.
Su amor había acabado hace ya rato, pero como padecía la voz de ella día tras día, el olvido se le hacia más que difícil.
El ultimo día que se vieron, ella le pidió cuatro cosas que el escucho en silencio. Ella lo miró y le dijo: lo necesito para ahora. El la miro con desgano, ese mismo que se siente cuando ya la batalla esta ganada, cuando es irreversible el final. Se puso su saco marrón, escoses, arreglo su maletín y le escupió en la cara: Yo ahora mismo necesito otra cosa.
Salió, amplificado por la puerta.

jueves, 11 de septiembre de 2008

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Ella

Tiene un pena.
Ni larga ni corta.
Lo que sabe es que es persistente.
Entre cercos y lejanías,
se envuelve en un llanto
que le lleva la tarde.
Y entrada la noche cierra la ventana,
la misma que durante el día espera abierta,
luce su bata ante las paredes
y sumergida en el colchón atrapa el primer sueño.

domingo, 7 de septiembre de 2008

Julia


Y es verdad, te vuelan la cabeza. Desde el mismísimo momento que les ves los ojos toman posesión de tu pecho y día tras día los hacen estallar. Son estallidos que nunca alcanzan, es un amor al que no le alcanza el cuerpo.

Y quiere ser como yo y yo quiero ser como ella, esa sonrisa pintada, esa mirada.

Con ella vuelvo todos los días y bailamos largos ratos, dando vueltas, inventado canciones, tentadas de risa y siempre me pide más y jamás puedo negarme.

La mano, la piel, el aliento, el despertar. Julia hace que hace fuerza para subir los escalones de la puerta de entrada, hace mucha fuerza y en su actuación lo logra. Que siempre suba, que siempre lo logre, que siempre pueda yo estar ahí, alentándola.

sábado, 6 de septiembre de 2008

Lo efímero.




Me dejó la música.
Tomé el colectivo para recorrer mejor el tiempo que me sobraba. Gusto de viajar largo. Me quedó la maña de cuando vivía en Matanza y recorría a diario el largo camino al microcentro porteño. Casi nunca leo, siempre miro, observo, imagino. Es un placer que no me niego.
El frío me heló las manos y no pude despegar de pensar en lo efímero de las cosas. Cada vez más efímeras pero siempre dejando rastro en la piel. Como el sueño, tres segundos antes de despertar, solo tres segundos.







* Ramona vive su vida. Antonio Berni

Mentirosa

Te mentí siempre.
Los sí, siempre fueron no,
y así
y al revés.


Perdón, recién hoy lo comprendo.
Caprichosa me volví.
Coqueta y enredada,
víctima y victimario.

Lo hice por mi fantasía.
Sí, caprichosa fantasía de que estés.
Hermosa fantasía de compartir,
de convertirte en Superman,
de sacarnos la soledad.

Recién lo comprendo,
la rara,
la extraña,
la enroscada,
fui yo.
Mentirosa y sin piedad.

martes, 2 de septiembre de 2008

esas horas

Hoy sentía que estaba al revés.
En esas noches en la que se miraban, ella se sentía en su lugar. Era el lugar mas extraño que había encontrado pero era suyo, lo había encontrado ella. Esas horas, desparramadas, se pasaban venciendo la fuerza de los párpados y recorriendo con la lengua la comisura de los labios.
Esas eran sus primeras horas, horas elegidas, mañosamente, pacientemente a pesar del paso del tiempo.
Y la luz que indicaba un nuevo día, también indicaba una nueva guerra. Mirarse, sí, solo mirarse. Como siempre lo habían hecho. En silencio y con sus manos bailando
Así se habían conocido y así se despidieron. Mirándose.
Creo que te dejo en buenas manos- le dijo,
pero también le había dicho que ya no creía en nada.

domingo, 31 de agosto de 2008

Sesión

- Y bueno esa es más o menos la situación con Roberta…

- Usted es un caso extraño, verdaderamente me deja sin palabras. ¡¿Acaso no le es más dificultoso sostener la posición de desapego que sincerarse al fin?!. ¡¡Apegarse, apretarse!! Eso, es lo que usted necesita Señor, ¡¡ por dios!! ¿Acaso no pensó que la modernidad lo ha convertido en un nadador experto en el mar de los descompromisos?. Que cosa mas sencilla que un buen apretón de manos, de cuerpos, piénselo… lo suyo es serio. Usted, me extraña, libre pensador en varias disciplinas, militante de causas comprometidas. Compromisoo, ¿que pasa? ¿Acaso no es eso lo que usted le pide al sistema? ¿O será que es eso de lo que usted no puede liberarse del sistema?. Un sistema descomprometido como este, produce seres como usted. Señores, inteligentes literatos de la ciencia y mil habladurías pero solos. ¿Me escucho? ¡S-o-l-os! Piénselo, el triunfo no es suyo, no le gana a nadie perdiendo la simpleza de las palabras de amor, ¡esas!, sí esas que se le ocurren y no dice por quien sabe que fuerza misteriosa.

Por hoy terminamos, no tengo mas para decirle, usted me deja sin palabras.

Perplejo, ante la verborragia de su analista, Roberto tomó sus cosas y partió
Caminó unas cuadras por el sol, buceo en su diccionario y no encontró una sola palabra para explicarse.
Se miró las manos y pensó: quizás esta sea la única forma.

viernes, 29 de agosto de 2008

Mejor


sin cena con las pibitas
sin mi pequeña
sin ropa limpia

el sol ya se fue
la fiebre tambien

jueves, 28 de agosto de 2008

Y esto será siempre así, quedándote o yéndote...*

La enfermedad no me deja tregua, las costillas y la mandíbula son las estrellas del dolor hoy. Ando tirado queriendo imponerme actividades mínimas. No las puedo sostener. No hay té que alivie mi garganta, ni mantilla de calor que me acerque ese que me falta.

Hoy me levante decidido a contratar un acompañante terapéutico, prefiero hombre pensé, para no enamorarme. Levantarme decidido no implicó traccionar esa decisión matutina en acción. Y así se esta yendo el día, las páginas doradas a la espera de que las recorra, el sillón en el mismo lugar de siempre y yo arriba, con mis pocos kilos, incomodándolo. Así me estoy yendo yo, con todo en el mismo lugar.


*Spinetta, Luis Alberto.

martes, 26 de agosto de 2008

El recuerdo.


*Ramona levantando pesas. Antonio Berni

Pañuelos blancos, machuscados, mojados, se desparramaban por todo el piso. Ella, desde la cama, los lanzaba con la seguridad que alguien los levantaría. Segura de si misma, sabía que solo ella pondría orden en su piso de madera. No lloraba, solo sentía esa desazón interna que se siente cuando se espera algo y nunca llega. Esa espera, diosa de la paciencia, la desesperaba. Desde la cama planeaba las estrategias, siempre equivocadas, para que llegue. No era demasiado lo que pedía era solo esa mano, ese calor,
esas pocas palabras.

Traía mil veces el recuerdo que se estaba desvaneciendo.

El recuerdo nuevo, las primeras horas recuerda la sensación, la calidez del momento, de la piel, de los cuerpos y a medida que pasa el tiempo se va transformando en foto, estática, rígida, es como un recuerdo sin recuerdo. Ella hoy pasaba por eso, por más fuerza que hiciera, ya no podía sentir. Apretaba los ojos acudiendo a la memoria de su piel para sentir, recordar, la áspera sensación de su caricia y no llegaba.

Enojada, limpiaba los mocos de su nariz y arrojaba un pañuelo más al río de su piso.

Imposible detener el paso del tiempo

lunes, 25 de agosto de 2008

Jugamos?

Simple
ideal
dan
artilugio
ritmo.

Imán
manos
atar
tesoro
existe.

Xilofón
ironía
rasgo
amar
mamar.

Amar
reliquia
estaca
sol
Olga.

Linterna
intermitente
necesito
elefante
libidinoso.

Invierta
no
oír
importantes
matracas.

Aun
usted
sabe
amar
muy?



Frase

Frente a quienes hoy me paro, digo que no considero necesaria tanta terquedad, tanta rigidez al reconocer las propias limitaciones.
"¡¿Qué necesidad?!" es una frase que ultimamente utilizo mucho. Casi todos los días, siento o padezco la sensación de que no hay frase mas descriptiva frente a situaciones que transcurren frente a mis ojos. En algunas soy mera espectadora y registro la escena para que mi voz casi muda diga la frase "¡¿Qué necesidad?!" En otras, me increpan de frente personas o lugares que buscan cierto refuerzo de su personalidad minúscula. Y cuando mi cuerpo, increpado, se vuelve hacia otro lado mi voz susurra en los oídos del viento... "¡¿Qué necesidad?!"
Pienso que necesidad persiguen aquellos actos, palabras, situaciones y me hace pensar, útilmente, en que necesidades persigo yo. Pero esta frase viene acompañada de otra:
"¡¿Qué necesidad?!" que dios me guarde, me encierre y no me deje salir"