viernes, 6 de enero de 2012

Ahí vamos

Ya no hay pesadillas por soñar,

al cuarto oscuro no se vuelve...

Lo que queda es la luz

Enceguecernos en ella


Estamos a la mitad del camino

y lo que hemos dejado

nos libera.

Estamos más livianos para lo que queda


Tan livianos que podemos volar