sábado, 15 de enero de 2011

...

Nada hay ya que esperar. No hay nada que debamos decirnos. Ni hay ya nada que nos debamos. Pasaron cada una de las posibilidades. Nos sumergimos en cada una de ellas.Las desgastamos. Las devoramos. Hoy, la nada. Solo eso, nada.

lunes, 10 de enero de 2011

Escena a paso lento

He caminado más rápido, lo sé..
no puedo volver a hacerlo, en verdad, no quiero.
La lentitud de mis pasos exasperan a los que me acompañan,
cuando lo hacen,
pero nadie me ha preguntado a donde es que voy.
O por que la lentitud en mi andar?
O si nada me espera al final del camino?

El viento de Enero me corre entre las piernas
y no hay cosa mas bella que cruzar la Plaza de Mayo
lento y cantando...
La música acompaña, como siempre.
Las ondas se dibujan cuando mi cuerpo corta la brisa húmeda
y puedo sentir que los otros escuchan mi voz, pese a su prisa.
La lenta caminadora es absorbida por la boca del subterráneo.
Entro en la penumbra, el sofocón, los ruidos intensos
Pero salgo, siempre salgo.

sábado, 1 de enero de 2011

Año nuevo


Bendita soledad que acompaña los despertares. Han pasado cien días, uno a uno los he transitado, de diferentes formas. Alegría extrema, tranquilidad, llanto continuo y perdurable durante varios minutos, desazón, calma insensible, furia, rabia, largos días de enojo. Tristeza fugaz, tristeza continua. Incomprensión, comprensión total. Ajena de algo que me sentía parte.

Y la paz, el placer, el disfrute que regresa. La comodidad de saberse sola, de no derretir hielos imposibles ni explicar lo que nunca tuvo explicación

Ver como cede, día a día, el extrañamiento de algo que nunca fue real. Que nunca llegue a tocar con las manos

No se cómo serán los días que vengan, ni quisiera saberlo.

Me place pensar que es mejor así, vivir.