viernes, 22 de enero de 2010

Esperanza


veo verde desde mi silla
el agua en mi cuerpo
lugares que ya no quieren ser mas que recuerdos

el sol me quema la piel haciendo dibujos
y es divertido estar así
con la risa de Tina
viendo a la China bucear en las inmensidades de su imaginación

hace bien tanto amor


Salir por mediaslunas
y en las noches tenerlas en el cielo

no es mentira
mirar en los ojos
sentir en la piel
que todo vale la pena
*mia foto.

miércoles, 20 de enero de 2010

Fito Dice:

Si estás entre volver y no volver
si ya metiste demasiado en tu nariz
si estás como cegado de poder
tira tu cable a tierra.

Y si tu corazón ya no da más
si ya no existe conexión con los demás
si estás igual que un barco en altamar
tira tu cable a tierra.

Y yo estoy acercándome hasta vos
bajo la luna, bajo la luna.

Las cosas son asi,
tengo el teléfono del freak
que está deseoso de volarte la cabeza.

En un par de minutos sale el sol
si ya no hay nada que anestesie tu dolor
si no llegas, si no alcanzas a verme
tira tu cable a tierra.

No creas que perdió sentido todo
no dificultes la llegada del amor;
no hables de más, escucha al corazón
ese es el cable a tierra.

Y yo estoy acercandome hasta vos
bajo la luna, bajo la luna.

Las cosas son asi,
tengo el teléfono del freak
que está deseoso de volarte la cabeza.

Si estás entre volver y no volver
si ya metiste demasiado en tu nariz
si estás como cegado de poder
tira tu cable a tierra.

sábado, 16 de enero de 2010

Crudo recuerdo.

Hacia mucho que no elegía el jamón crudo entre su compras de supermercado. El jamón crudo siempre es algo que se come en casa ajena, pensaba de nena. Había también otra razón para que ella no lo eligiera. Le recuerda mucho a su abuelo. Casi todos los fiambres, le recuerdan a el. Es raro, por que no dejan de gustarle, ama cada uno de los sabores salados que le proporcionan ese tipo de alimentos. Pero amarlos le da culpa. Por eso nunca invierte en fiambres y menos en jamón crudo. Detestables imágenes se le vienen a la cabeza.
Cada picada familiar ella lo veía comer, desesperadamente. Daba asco mirarlo, daba asco mirarle las manos inmensamente sucias. Sentada al otro lado de la mesa esperaba que la hora de la siesta nunca llegara y lo miraba mientras pensaba “ya va a reventar” y nunca sucedía. Nunca. Los fiambres, los azucares no hacían bien su trabajo. Había un sueño que le insistía, ella por detrás con el mismo cuchillo con el que su abuela pelaba el tomate perita, lo tomaba del cuello, suave, sin molestarlo y así también lo clavaba. Si no revienta que se desinfle, hinchado de mierda estaba.
Pese a todo, esa tarde, eligió el jamón crudo. Estaba sola, habían cortado la luz pero había manteca y pan de hace unos días. Lo tostó, lo untó y sentada en el sillón miraba la ventana. Esperando. Tragando el nudo de su garganta que se mezclaba con el crudo recuerdo.

viernes, 1 de enero de 2010

Año nuevo

Cerraré los ojos
Tal cual me lo pediste
Miraré en mi interior
Hay tanto!
Tengo un sueño en cada bolsillo de mi alma
Tengo un deseo en cada mirada
Tengo ganas de estar bien
De ser feliz
De mirarte, de que me mires, de tus besos
De lo nuestro
Este estallido en el pecho no para
Tengo ganas de caratas de palabras
Sin pensar
Solo ser

“vamos a hacerlo bien, a desentristecer”