lunes, 31 de agosto de 2009

El Flaqui

El Flaqui quiere que escriba. Lee en mis escritos lo que soy y lo que duele. El quiere sentir mis nudos como nunca antes nadie lo ha querido. El quiere que le ponga palabras al silencio cuando me quedo ensimismada en el cuarto de la soledad. El quiere que la soledad no sea mi mejor arma y que el silencio no sea mi mejor forma de expresión. Quiere mis palabras, mis sueños, mis lágrimas, mis gritos. Me quiere.

miércoles, 26 de agosto de 2009

martes, 25 de agosto de 2009

adicta

y las cosas vuelven con otras formas
con otros grises
y las cosas que antes no pudo nombrar siguen sin nombre
frente al mapa del futuro te pegas por soñar
y así todo duele mas

la sangre brotada del piso
la soledad mas sola
la tristeza que te mata de miedo

armate un cronograma de trabajo
organiza los modos
date tiempo

con palabras, no sin ellas

lunes, 10 de agosto de 2009

miércoles, 5 de agosto de 2009

El último recuerdo.

Como un agujero

Sin sonido aparente

El ultimo recuerdo

No hay nada más

Se apagó la tele

Acá no pasó nada, me dijo

Insolente

Quien sabe lo que ha pasado

Solo él

A nosotros aun nos cuesta

narrarlo

Nombrarlo

Armarlo

Como un agujero

domingo, 2 de agosto de 2009

Entre tanto pensamiento miserable

Tanta oscuridad arruinada

Tanto dolor inoportuno

Sus ojos me arrastran a otro lado

Sus manos no me quieren soltar

Palabras que no encuentran palabras

Pensamientos que desordenan

Dolores que insisten

Insisten

Insisten

Donde esta la madre que me cubra en la noche?

Que me abrace para detener mi temblor?

Donde ha estado la madre que nunca fue la que yo hubiese querido?

A quien le reclamo por este dolor

A quien le devuelvo esta soledad

Quien espera algo de mi hoy.

Mulier es

Lilia entró en su casa, ordeno el desorden y dejó pasar al sol abriendo las ventanas. Roberta dejó de ir a donde iba y nunca mas volvió a cortarse las uñas. Ximena pensó menos lo que había que hacer e hizo más a propósito que por propósitos. Lucia se enreda aun en nudos arraigados a su cuerpo, no entiende el de la garganta, el que le traba la voz, pero entiende otras cosas que antes no entendía. Nadia quiere enamorarse, mirar películas con manos entrelazadas y desayunar galletitas con queso. Paula espera a pesar de todo que su panza crezca para que Santiago sea. Ariana quiere viajar con su amor a otras partes. Virginia quedó atrapada en el amor, su ternura salió a brillar con menos miedo del que ella misma tenia.


Mujeres que de solo serlo, son.